15 junio, 2018 pastudillo

· Leche Asada con Azúcar Rubia ·

· Ingredientes ·

Para el caramelo:

  • ¾ tazas de azúcar rubia.
  • ¼ de taza de agua.

Para la leche asada:

  • 1 litro de leche entera
  • 3/4 taza de azúcar rubia
  • 8 huevos grandes
  • 1 rama de canela
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • Fuente para horno (capacidad 1 ½ litro; ideal vidrio)

· Instrucciones ·

El caramelo:

En un sartén, agrega el azúcar junto al agua. Revuelve hasta unir por completo. Una vez que esté todo integrado, lleva la mezcla a fuego medio/alto, sin revolver por unos 2 minutos. Luego, con la ayuda de una espátula (no de metal), remueve un poco para que no se queme (Ojo: no revuelvas constantemente, ya que el azúcar se cristaliza, hay que dejarlo solo y remover solo si es necesario). Pasado unos minutos, verás que el caramelo comienza a burbujear bastante, por lo que deberás bajar el fuego al mínimo, remover un poco y verás que en un par de minutos comenzará a cambiar su color. Cuando llegue a ese tono “caramelo”, retira del fuego y vacíalo inmediatamente en la fuente para horno donde harás la leche asada, procurando esparcir el caramelo por todas las caras, antes que se endurezca (esta será la cobertura de la leche asada).

La leche asada:

En un bowl grande, vierte los huevos y bátelos hasta unir por completo las yemas y las claras.

En una olla, lleva la leche a fuego bajo junto a la canela, el azúcar y la esencia de vainilla. Revuelve para infusionar. Calienta por unos segundos para disolver el azúcar. Cuando la leche comience a hervir, aparta del fuego.

Retira la ramita de canela y vierte la leche infusionada al bowl donde estaban los huevos. Bate hasta integrar todos los ingredientes. Añade la mezcla a la fuente caramelizada.

Lleva la fuente al horno y cocina por 40 minutos o hasta que veas que la leche asada está firme (introduce un palito de madera en los extremos -no al centro-. Si este sale seco, es porque está listo. Si sale muy húmedo, deja unos minutos más). Una vez lista, retira del horno.

Deja enfriar unos minutos el molde y luego, puedes llevarlo al refrigerador. Para desmoldar, pasa un cuchillo por el borde, suavemente y luego, voltéalo rápidamente en el plato donde lo vas a servir. Puedes agregar más caramelo si lo deseas.

Comentarios